Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

FORMA PARTE DE NUESTRO EQUIPO

Participantes

Desirée Cascales, hacia el Campeonato del Mundo de Kendo

Desirée Cascales, hacia el Campeonato del Mundo de Kendo

Consulta más información del proyecto
Hola, soy Desirée Cascales, tengo 29 años y llevo desde los 16 practicando Kendo en Oviedo. El Kendo, o esgrima japonesa, es un arte marcial practicado por miles de personas en el mundo. En España, somos una gran cantidad de kendokas repartidos en casi todas las comunidades autónomas.

A lo largo de los años he tenido la oportunidad de poder entrenar y mejorar no solo en mi Club, Kendo Vetusta, si no asistiendo a seminarios y competiciones nacionales e internacionales, donde, junto con otros kendokas, he podido disfrutar de este arte marcial que aporta importantes valores como el espíritu de superación, voluntad de sacrificio, disciplina y humildad. En definitiva, una filosofía de vida que tiene como objetivo "forjar mejores personas".

En el ámbito competitivo, puedo decir orgullosa que soy la actual Campeona de España de Kendo en categoría absoluta femenina. En noviembre de 2016 logré revalidar mi título por cuarto año consecutivo, siendo actualmente la única competidora española en activo que posee más de un Campeonato de España en su palmarés deportivo. Además, he tenido el privilegio de formar parte la Selección Española de Kendo en 4 Campeonatos de Europa y en 2 Campeonatos del Mundo, habiendo obtenido la medalla Fighting Spirit (mención especial de honor) en el Europeo de Berlín (2013), tras perder en octavos de final contra la campeona.

Ahora, uno de mis objetivos más importantes es el próximo Campeonato del Mundo de kendo, que se celebrará en Seúl (Korea) en 2018, y para el cual ya estoy entrenando. Mi gran deseo es que Adarsa me ayude a mejorar mi preparación y me brinde la oportunidad de asistir a la competición con las máximas posibilidades. Para lograrlo, es necesario tanto material específico, como entrenamientos de alto nivel, los cuales, pese a los grandes resultados obtenidos y a los esfuerzos dedicados por mi parte, suponen una infraestructura difícil de abordar en el contexto de un deporte minoritario como este.

¡Ojalá en Seúl 2018 mi corazón sea Adarsa!

Si quieres conocer el kendo y el club donde entreno, puedes ver este vídeo realizado por nosotros mismos :)