Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

Votaciones 2018

Asturias Dragón Rosa

Susana Miguel Duque

Descripción del proyecto

Asturias Dragón Rosa, es un proyecto generado con mucha ilusión y como terapia de rehabilitación para mujeres con cáncer de mama. Fundado de la mano de Asturias Dragón Boat, somos el primer Equipo de Piragüismo BCS en Asturias, formado por mujeres supervivientes de dicha enfermedad y el 3º de España del movimiento “Abreast in a boat”. La actividad se desarrolla en el Embalse de Trasona (Asturias), utilizando un barco dragón de 12 plazas, compuesto por un timonel, un tambor que marca el ritmo a los remos.

No importa la edad para practicarlo desde los veintitantos hasta bien pasados los sesenta ni obstáculo que se nos resista, no es necesario ser deportista ni tener condición de ello, simplemente disfrutar. Asturias Dragón Rosa BCS forma parte del movimiento internacional “Abreast in a Boat”, basado en la investigación del Especialista en Medicina Deportiva Don McKenzie, en el que se unen supervivientes del cáncer de mama para remar en barco tipo dragón.

Mis mayores logros

Al ser tan joven nuestro proyecto, los logros también son pequeños, pero no nos faltan ganas para conseguir muchos más. Ya hemos llegado al corazón de deportistas, médicos, amigos…y ese es el principio. Otro de nuestros mayores logros es la complicidad para transmitir el beneficio que Dragón Boat nos proporciona, hacerles llegar a otras mujeres en la misma situación que no hay barrera que se ponga en nuestro camino, captar nuevas compañeras que compartan con nosotras palada tras palada. El entrenamiento va creciendo gradualmente, comenzando con un solo día a la semana hasta en la actualidad tres días y deseando que llegue el buen tiempo para hacerlo a diario. Nuestros entrenadores y compañeros cada día nos van animando y motivando más hasta el punto de ir poco a poco consiguiendo su ritmo, que para personas que nunca han practicado este deporte es una meta muy importante y una gran satisfacción.

Cuanto tiempo llevo con el proyecto

Nuestro proyecto lleva poco tiempo de andadura. En el mes de diciembre Asturias Dragón Boat junto con la Asociación Española Contra el Cáncer de Asturias, Federación Asturiana de Piragüismo y las Estelas Rosas de Cantabria, realizaron una convocatoria en el embalse de Trasona (Asturias), para que pudieran probar in situ la sensación que transmite remar en un barco Dragón Boat. Algunas quedaron enganchadas y ahora forma parte de sus vidas. En dicha convocatoria se pudo disfrutar de un gran día compartiendo una estupenda comida, historias de nuestra lucha con la enfermedad y los tratamientos, contando las experiencias vividas durante la prueba encima de dicho barco que al principio imponía, pero rápidamente marchó ese respeto que transmitía. Otras fuimos reclutadas al asalto, simplemente con la pregunta ¿Remas? Y sin darnos opción a respuesta nos aventuramos a probar y ahí estamos, aprendiendo cada día un poquito de remo, del poder de superación de las compañeras… Empezamos a practicarlo sábado a sábado, lloviendo, haciendo frío o haciendo sol, pero ahora hemos ampliado nuestros entrenamientos a dos días entre semana, porque nos proporciona esa inyección de adrenalina que nos motiva para pelear.

A que renunciaría por mi sueño

Son muchas cosas para renunciar por un sueño, pero este proyecto no solo es mío sino de todas y cada una de las integrantes de este equipo y para ello quiero hacerles partícipes expresando cada una de ellas a qué renunciarían por su sueño: “Renunciaría a reuniones familiares y/o de amigos por disfrutar unas horas remando” “Renunciaría a mi tiempo libre, a mis días de relax y descanso tumbada en el sofá disfrutando de una película y mantita, por dar unas paladas acompañadas de unas risas.” “Renunciaría a la operación de reconstrucción mamaria por no estar una larga temporada sin poder practicar el que ahora es mi deporte favorito Dragón Boat, me ha ayudado a salir de una depresión profunda y ahora no puedo vivir sin ello, tengo miedo a recaer en esa depresión.” “Renunciaría a realizar horas extras innecesarias en el trabajo para poder disfrutar de mis compañeras y entrenadores en nuestra terapia de rehabilitación.”

Mi objetivo

Llegar a todas las mujeres que sufrirán, sufren o han sufrido el cáncer de mama, con varios objetivos, entre ellos:

  • Prevenir y controlar el linfedema (complicación secundaria de una mastectomía): en caso de que pudiera darse o si ya existiera.
  • Crear apoyo social y emocional: reunirnos para remar en un mismo barco crea un vínculo de unión, viendo el cáncer desde otra perspectiva, transmitiendo esperanza para otras mujeres que sufren o pudieran sufrir dicha enfermedad.
  • Mejorar nuestra calidad de vida, autoestima y bienestar social: con los beneficios que aporta este deporte, nos permite intentar llevar una vida activa y mejor.
  • Poder conocer gente nueva y vivir nuevas experiencias, con la que compartir vivencias tanto de la enfermedad como del día a día.
  • Promover salud y la concienciación del cáncer de mama, impulsado por mujeres con la enfermedad.
  • En un futuro llegar a competir en la disciplina específica para mujeres supervivientes de cáncer de mama, Dragón Boat BCS.

Qué me falta para alcanzar mi meta

Seguir reclutando mujeres que quieran compartir con nosotras esta pasión, que hay vida más allá del cáncer y sus tratamientos. Darnos a conocer que somos unas luchadoras en todos los aspectos y que no hay obstáculo que no podamos vencer. Transmitir que practicar Dragón Boat es diversión, compañerismo, unión, charlas, risas… remando con un solo objetivo, olvidar por un intervalo corte de tiempo que tenemos una enfermedad, contra la que estamos luchando, sintiéndonos útiles, activas, que podemos con esto y con mucho más. No hay dolor ni miedo, pero sí una gran superación y complicidad.

Una de nuestras metas sería conseguir nuestra propia equipación (camisetas, chándal, escarpines, pantalones…), nuestros propios chalecos, remos y quién sabe algún día tener nuestro propio barco.

Otra de nuestras metas sería llegar a participar en los numerosos campeonatos que se desarrollan en distintos puntos del país así como competir el próximo año a nivel internacional con otras mujeres en las mismas circunstancias que nosotras, compartiendo experiencias y vivencias enriquecedoras para nuestro día a día.

Pelear por conseguir unas instalaciones adaptabas para nosotras.

Qué apoyos tengo

Llevamos poco tiempo de andadura, los apoyos con los que contamos son casi nulos. Gracias a la Federación Asturiana de Piragüismo y la Asociación Española Contra el Cáncer de Asturias por la divulgación que están realizando sobre esta modalidad BCS en todos los rincones de la provincia, incluso a los distintos equipos médicos que tanto nos cuidan.

Contamos con la colaboración de Iberdrola que nos ha dejado en concesión el barco dragón hasta el 2018, esperando que sigan confiando en nosotras, nuestros objetivos, metas y disfrutar durante más tiempo de este barco que nos está proporcionando muchas experiencias tanto saludables como sociales.

Contamos con la colaboración campeones y medallistas olímpicos, así como de los integrantes de Asturias Dragón Boat que nos enseñan cómo desarrollar este deporte con sus técnicas, sus salidas en barco con nosotras para practicar, aprender y corregir cada uno de los movimientos necesarios para que dicho barco nave.

Por qué deberia ser el elegido:

Asturias Dragón Rosa, es un proyecto generado con mucha ilusión y como terapia de rehabilitación para mujeres con cáncer de mama, donde la edad no es un impedimento para realizarlo, nos sentimos útiles y activas. Creo que es una manera de llegar a las mujeres que sufrirán, sufren o han sufrido dicha enfermedad, que no están solas, que hay muchas más cosas que hacer durante esta lucha diaria, que además de aportar beneficios para la salud también los son emocionales, los tratamientos nos revolucionan el cuerpo, unos días estamos contentas y otros días muy tristes, viendo esos cambios físicos que nos produce la quimioterapia y la radioterapia, días sintiéndonos feas y otros guapas, pero ahí estamos peleando día a día y el remo está ahí también, palada a palada marcada al son del tambor, nos ayuda a dejar aparcado por un rato, por un momento, nuestra dura batalla para enfrentarnos a otra batalla distinta llena de risas, complicidad, diversión y cuando una cae todas estamos ahí para apoyarla y levantarla. Necesitamos mucho apoyo para que este proyecto salga adelante y sé que pasito a pasito lo conseguiremos.

Más información:

Somos unas luchadoras y porque no ser elegidas, sería una recompensa para nosotras por todo el esfuerzo empleado y por una lucha constante. Gracias a todas y cada una de las personas que están apostando y confiando en nosotras.

Gracias al equipo Asturias Dragón Boat por enseñarnos y ayudarnos poco a poco a amar este deporte, a Federación Asturiana de Piragüismo y a la Asociación Española Contra el Cáncer en Asturias por la divulgación y el apoyo prestado, a Iberdrola por cedernos un barco para practicarlo.

Gracias a la familia y los amigos por animarnos cada día a no rendirnos y seguir peleando, tanto en nuestra batalla diaria con el cáncer como en la batalla que tanto nos gusta que es remar. Gracias a todas mis compañeras por sacar una sonrisa cuando hay tristeza, por empujar cuando no hay fuerzas, por dar un abrazo cuando flaqueamos, gracias a todas ellas por estar ahí, porque sin ellas esto no sería igual y podría salir adelante.